jueves, 9 de julio de 2009

La sonrisa del siglo XXI (José Pablo Feinmann)

La nota es excelente!!!!! Acá algunos párrafos para invitarlos a su lectura.

"...Hoy, para cautivar a los votantes, para seducirlos, Mauricio Macri ensaya canciones de Freddie Mercury. Va a lo de Tinelli y las canta con su doble. Algunos se largaron a decir que las cantó mal. Pero, ¿importa? Por ahí es justamente lo que cayó bien. Lo vi esa noche. Flaco, canchero, piola, suelto, ganador. “Este tipo ya se ganó toda la guita, ahora no va a robar”, se dice. “Este tipo sí que sabe hacer la guita, seguro que llena de guita el país”, se dice. “Se dice” era la modalidad que Heidegger había elegido para expresar cuando alguien “dice” algo que dicen todos pero no dice algo propio. Cuando alguien, en lugar de hablar desde sí, habla desde el “se dice”, o sea: no habla, es hablado. No dice, es dicho. No piensa, es pensado. Esta es –precisamente– la función de los medios: conseguir que todos piensen lo que piensan ellos, los que tienen los medios y difunden las ideas que les van a permitir continuar teniéndolos. A veces el mundo no parece tan complejo. Tal vez no lo sea: todo consiste en tener el capital suficiente para apoderarse del aparato comunicacional, el que más desarrollo ha tenido, la verdadera revolución de nuestro tiempo. Esa revolución es profundamente colonialista: se dedica a colonizar la subjetividad de los demás, a apropiársela. Una vez que la posee, ha triunfado. De aquí la férrea defensa del monopolio comunicacional. Cuantos más medios tengas, más mentes colonizarás. Cuantas más colonices más serán tuyas. Cuantas más sean tuyas, más te harán caso y votarán por quién les digas y odiarán a quien les señales."
"...No obstante, uno se siente cada vez más raro en este país y hasta en este mundo. Se mete para adentro, se guarda, escribe y dice algunas cosas. Habla para los que ya están convencidos, unos pocos nomás. No va a reuniones porque se va a encontrar con ese infaltable ejemplar de facho-salame o basurero de medios que nunca falta y, lógico, no va a discutir con semejante almeja. Agarra y se va. Pero si no va antes, no tendrá que irse después. De modo que a comprarse unos buenos videos y a protegerse de la gripe A y de los tele-fachos o de los radio-idiotas o de los Internet-caca. Y a esperar un poco. O un poco más que un poco: puede ser para siempre. Igual, como grandes obstinados, haremos lo que hicimos a lo largo de todos estos años de alegrías y utopías realizadas: escribir, pensar, dar clases. Con el optimismo de la voluntad. O con la esperanza que nos da nuestro amor a los desesperados. Los otros, los que sean felices siendo gobernados por émulos menores de Sarkozy o Berlusconi, adelante, el siglo XXI les sonríe.

2 comentarios:

Ruben M. M. dijo...

HELENA... ¡FIRMO TOTALMENTE TU ÚLTIMO PÁRRAFO! DICES VERDADES A PUÑOS.
La verdad es que me hubiera gustado que Heidegger se hubiese equivocado, pero la genialidad de este filósofo le llevó a intuir el "das Man" (el "se") hace ya más de setenta años... y tristemente no se equivocó. La sociedad del "se", o del "hombre masa", como también decía Ortega y Gasset, está en pleno apogeo y cada vez va a más. Quedan pocos resquicios donde esconderse, y la cultura es el único arma contra ella, por eso están acabando con la cultura... triste horizonte se nos ofrece.
Helena... me hciste pensar mucho, y te lo agradezco desde un corazón, algo desilusionado con la sociedad que le tocó vivir.
...Amiga-Pensadora, te mando un beso y un saludo sincero.
Rubén.

P.D.: Nos leemos...

Helena dijo...

Siempre existe algún refugio que se aparte del "se" y no libere, permitiéndonos la autenticidad. La verdad es que me encantó la nota, sobre todo porque comparto cada palabra y el último párrafo es genial.
Saludos