martes, 10 de noviembre de 2009

"La creación"

Recién salido de la Morgue, uno de los mundos posibles para "La Creación"

Y entonces el dios araña decidió crear al hombre. Para ello necesitó imaginar una tela que fuera fuerte como el trueno y ligera como el rayo. Dado que la imaginación sería aquello que distinguiría al hombre del resto de los seres, éste necesitaría de la palabra.

Entonces la nariz fue tomando forma, sus manos modelaban un rostro desconocido, pero de tan suyo inseparable de su pensamiento. Luego pensó unos ojos, capaces de ver más allá de la materia.

He aquí entonces que los seres, temblando sus narices (sí, creo que podrían serlo), dieron unos pasos adelante y se acercaron. Sus hocicos brillaban con una suave luz entre los pastos. El dios araña sintió tibieza.

Había mundos allí para lanzarse a explorar y zambullido en ellos construir las imágenes de universos alternos.

Lo miró con sus ojos negros aunque no eran negros o no eran ojos. Y lo nombró Kaos.

De a poco la materia de sus ojos se deslizó y se desplazó. Un nuevo brillo, un nuevo color se desplegó. Hubo un parpadeo.

Se tiñe la ausencia, y todo pasa a un diluirse permanente entre blancos y negros...

Tal vez los cegaría, pensó, como Edipo, para ver como Tiresias, aquellas cosas que nos iluminan y no las que nos enajenan...


MANES (Ale, F- Laura, B)

10 comentarios:

Natasha dijo...

Hola Helena!! Creo que armaste la trama de una acción que dio lugar a un altar y a un nido... jajaja el altar para arañar la infinitud del creador y el nido para incubar el alma de un golem...
me encantan las especulaciones que me hacen pensar y sentir...

Saludos con un abrazo fuerte

Ruben M. M. dijo...

Helena, ¡qué curioso! Mira mi última entrada y verás… parece que en esta ocasión coincidimos en “el mundo de los posibles”. Mi entrada podría valer de comentario para tu entrada.

Saludos.

Té Verde dijo...

Zambullidos en vida
ciegos topos
¿verán la primavera?

Pero ¡como disfrutan un vaso de vino!

Helena dijo...

Naty, gracias por pasar y compartir tu idea, es interesante, tmb hace pensar.

Helena dijo...

Ruben, ya pasé por tu blog, gracias por pasar por acá.
Saludos

Helena dijo...

Te verde, compañero de mundos, deja el vino!!! jajajajaja.
Si la primavera llega será vista.
Besos

GAVRIEL dijo...

Shalom Lau!!

Entonces Adam fue el hombre araña??
jajajajajaaaa!
un poco de humor no viene mal jiji..

Paso solo a saludarte y decirte que está muy bueno el texto.
El Padre Eterno te bendiga junto a tu familia amiga! Abrazotón!

Helena dijo...

Hola Gab!!!Genial tu inferencia, jajajaja. La verdad es que sí, hay que divertirse y eso hacemos con uno compañeros creando estos cadáveres a la Bretón, pero vía mail.
Besotes para vos también, y gracias por pasar y tenerme presente.

Té Verde dijo...

En cambio el hombre, mortal, infinitamente menos poderoso que los dioses, es más deinós que ellos porque crea y se crea. El hombre es más deinós que toda cosa natural, y que los dioses, que son naturales, porque es sobrenatural. Es el único entre todos los seres, mortales o inmortales, que se altera a sí mismo.
Castoriadis...

Helena dijo...

No! lo tuyo es maldad, malvado vil, me vas a hacer dejar a Goodman!!! no me distraigas, jajajajajaja.
A la noche lo veo, ayer terminé el diario: "donde quiera que ella estaba, ahí era el Eden" snif, que lindo =)
Besotes