viernes, 12 de septiembre de 2008

Lo bello y lo sublime en Kant

"La noche es sublime, el día es bello. En la calma de la noche estival, cuando la luz temblorosa de las estrellas atraviesa las sombras pardas y la luna solitaria se halla en el horizonte, las naturalezas que posean un sentimiento de lo sublime serán poco a poco arrastradas a sensaciones de amistad, de desprecio del mundo y de eternidad. El brillante día infunde una activa diligencia y un sentimiento de alegría. Lo sublime, conmueve; lo bello, encanta. La expresión del hombre, dominado por el sentimiento de lo sublime, es seria; a veces fija y asombrada. Lo sublime presenta a su vez diferentes caracteres. A veces le acompaña cierto terror o también melancolía, en algunos casos meramente un asombro tranquilo, y en otros un sentimiento de belleza extendida sobre una disposición general sublime. A lo primero denomino lo sublime terrorífico, a lo segundo lo noble, y a lo último lo magnífico. Una soledad profunda es sublime, pero de naturaleza terrorífica."
"Un largo espacio de tiempo, es sublime. Si corresponde al pasado, resulta noble; si se le considera en un porvenir incalculable, contiene algo de terrorífico. Un edificio de la más remota antigüedad, es venerable. La descripción hecha por Halles de la eternidad futura, infunde un suave terror; la de la eternidad pasada, un asombro inmóvil."
Otros ejemplos de Kant sobre lo sublime: rocas que cuelgan amenazantes, nubes de tormenta que se acumulan en el cielo con rayos y estruendos, volcanes y huracanes, el océano enfurecido, la alta catarata de un río.
Lo sublime solo puede apreciarse desde la seguridad que nos proporciona la distancia entre el fenómeno y nosotros, puesto que, de lo contrario seríamos presas del terror.
Lo Sublime concierne a lo infinito, lo informe. Causa sentimientos de placer o displacer, y encuentra su contenido en la naturaleza y la moralidad a partir de las facultades de la razón y la imaginación. En cambio lo bello es lo finito y la forma, solo produce sentimientos de placer, y encuentra su contenido en la naturaleza por medio de las facultades del entendimiento y la imaginación.

10 comentarios:

Natasha dijo...

...creo que todo esta en relación la coherencia... la cual es muy difícl porque siempre se produce algún tipo de desfase que rompe la absoluta coherencia, no obtante dentro de cierto orden y rango, lo sublime se expresa por la capacidad de resonancia de las ondas de energía que se intercambian a todo nivel....

Bella refelxión, de verdad que es muy interesante, porque de algún modon esto nos lleva a profundizar sobre la naturaleza de todo

Gracias Helena, te dejoun saludoacompañado de un cariñoso abrazo de la hija de la noche

Helena dijo...

Cuando leí el texto me llamó la atención la idea de lo sublime relacionada a aquellas cosas que nos atemorizan por trascender el orden de lo que podemos dominar.
En ese sentido podría decirse que hay energías que nos superan ampliamente, esto se ejemplifica claramente en la imagen del volcán en erupción que nos fascina.
Hay fuerzas que no logramos comprender y eso nos atrae a pesar de los temores que nos puedan ocasionar.
Este es el lado más poético de Kant.
Besos

Miguel Angel dijo...

Inmenso tema para tratar. Por ejemplo el amor y el sexo. Éste apareció en la Evolución para esconder genes letales o no propicios pero que pueden servir ante un cambio de ambiente. Con ésto la que se ha armado: poesía, deseo, belleza, pareja, divorcio, infidelidad,...
En cuanto a lo sublime o catártico es cierto lo de Kant: por ej. para mi que vivo en una isla el mar no es lo mismo que para uno que viene de lejos. Si viviéramos rodeados de volcanes no les haríamos mucho caso. Si a un niño le dejas una pelota flotando en el aire no se sorprenderá hasta cierta edad, en cambio un adulto alucinaría. Otro ej: una misa es aburrida pero si hay un coro, un órgano, incienso, etc es muy diferente independientemente de las creencias. Yo creo que aunque fuéramos paganos la polifonía que nos pone los pelos de punta sería la misma con otras letras siguiendo un esquema diatónico temperado, etc. Y me paro aquí porque el tema es sencillo y complejo a la vez según como se explique: no es lo mismo un escote de una doncella que el de una vieja en cuanto al efecto que produce a un macho. Y así muchos ejemplos.
Hasta pronto.

Helena dijo...

Supongo que para quien nunca vio el mar, por ejemplo, ir a una isla sería algo inquietante.
Como esas pequeñas islas en las que te dejan para que pases el día y ves dónde empieza y termina el territorio de pasos firmes y luego todo agua alrededor, yo me muero. Además pienso el sol terrible fundiendo el horizonte y la imposibilidad de volver si no te van a buscar, no !!! que horror.
El tema de la sexualidad tiene sus cositas, supongo que cada uno la construye según su experiencia y lo del escote,mmm, no sé, depende...En fin, no es un tema que me competa.
Además desde lo estético las mujeres siempre somos criticadas, las medidas perfectas y la armonía de las formas, etcétera, siempre recaen sobre nosotras, si nosotras hiciéramos del cuerpo masculino un culto, no me imagino que sucedería.
Te dejo un abrazo

Miguel Angel dijo...

Hola, me refería a lo importante que es la percepción humana. Un extraterrestre podría analizar un objeto de nuestro planeta e informar (con su lenguaje): 60 kg. de carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, etc. Para mi una preciosa mujer que sin vida que la perciba ¿Qué es? energía en vibración, nada... ¿Cómo le describirías la luz de la luna a un ciego de nacimiento?
Mientras quieras seguiremos elucubrando que me encanta.
Otro abrazo.

Helena dijo...

Es muy interesante lo que planteas, siempre me pregunto que soñaran los ciegos, de nacimiento.
Ya para Aristóteles la vista era por excelencia uno de los sentidos más valorados.
La percepción del mundo es seguramente distinta para cada uno de nosotros, como dije antes asintiendo con lo que decías del mar y la isla, hay cosas que nos resultan familiares y las incorporamos como propias, las naturalizamos, hay un pasaje de Borges interesante al respecto: “Gibbon observa que en el libro árabe por excelencia, en el Alcorán, no hay camellos; yo creo que si hubiera alguna duda sobre la autenticidad del Alcorán bastaría esta ausencia de camellos para probar que es árabe.”
J.L.Borges, “Discusión”
Aquellas cosas que nos llaman la atención o nos parecen anormales son las que desconocemos o no asumimos como propias, no poseemos la carga teórica o la estructura cognoscitiva que nos permita verla.
Ningún hombre miraría a una mujer o la describiría como 60 Kg, etc. Pero sin duda hay quienes tienen una visión del mundo completamente distinta, yo los denominaría genios, acuñando el término que Kant utiliza a quienes vincula al arte y su capacidad de mostrar mediante él ciertas cuestiones que podrían considerarse metafísicas. Pero no es algo normal y que se da con frecuencia sino algo extraordinario que logra cambiar la mirada que se tiene del mundo.
Que le diría a una persona que dice ver otros tipos de existencia, simplemente que está loca, como nadie las ve no es normal. Eso no existe y punto. No sé cómo llegué acá, pero no importa, ya está.
Saludos y gracias por responder.

Helena dijo...

En realidad alguien que haga una autopsia podría referirse a una mujer en eso términos, no necesita ser extraterrestre.

Miguel Angel dijo...

Gracias por la elegía. Tuve el placer de escucharla en vivo.
Te envío uno por si no lo conocías:

http://www.youtube.com/watch?v=842dWnIkn7E

Se lo podemos dedicar a Richard Write de Pink Floyd que falleció.

Un abrazo.

Helena dijo...

Me encanta King Crimson, cuando vino a La Plata fui a ver a Robert Fripp, había venido con los gauchos alemanes.
Gracias!!!
Un abrazo

Miguel Angel dijo...

Respecto a la persona que alucina y percibe "cosas raras" me gusta la teoría de la navaja de Okam: ante una dualidad elige la parte más sencilla. En éste caso yo eligiría una alucinación como fallo cerebral y descartaría la existencia de esas cosas. Siempre dejando abierta la puerta a la duda.
Hasta otra.