viernes, 7 de noviembre de 2008

Sin-nudo

Primera intro posible.

La oscuridad del bosque no me permite ver la causa del espanto. (O tal vez) la impenetrabilidad del bosque me deja inmóvil bajo el claro de un espacio vacío.

La veo sentada en el auto, temblando y pálida, no me ve, no me escucha, no piensa, no siente. Es ahora hija del horror, no es dueña de sí sino esclava de sus pasiones. Prendo la linterna y me acerco, sus ojos están huecos de sentido.

Voy hacia el bosque con las últimas luces que me quedan, allí la causa no aparece.

Traigo hacia el claro lo poco que encuentro entonces la luz me devela la verdad de la desolación. El hielo se esparce y me hace temblar, no puedo controlar el tiritar que me domina.

El resplandor muestra a contraluz la monstruosidad sin parangón. La ira de esas criaturas de hielo emite una vibración aterradora, aparecen por todos lados, inmóviles, con toda su maldad concentrada en cada veta que se refleja.

Un desenlace

Llegó y sintió que algo no andaba bien, fue hasta su cuarto y encontró al dictador observando su obra (la de él). Había despedazado todos sus manuscritos (los de ella), su vida entera estaba hecha trizas y derramada por la habitación.

Comenzaron los gritos, los reclamos, los reproches, los golpes…Él quedó inmóvil bajo la luz que entraba por la cerradura de la puerta que iluminaba su rostro. El silencio reflejaba su belleza.

Regó con sus lágrimas paganas provenientes del infierno todo el cuarto, luego a ella misma y sus papeles rotos. Tuvo en sus manos los narcóticos que le permitían pensar como todos, imaginar como todos, soñar como todos, y los arrojó al fuego.

Primero había sentido la rugosidad de la rueda del encendedor en sus ya débiles manos, luego había oído, (no, mejor no) había escuchado atentamente, el crepitar y la chispa, la vida.

Primero soñó una tarde de verano ardiente bajo el sol de México, luego soñó a las bacantes corriendo por la playa, también soñó cánticos y ditirambos provenientes de las doradas arenas en la que se sumergía, y soñó un mar cristalino que la mecía, por último soñó la eternidad posible de lo efímero.

Laura

9 comentarios:

Té Verde dijo...

me gustó. (una primera lectura hecha desde la caridad)
Mcuhas imágenes, un video, la música... progresiva mhm, un Zeppelin, Floyd de los 60...
Buen Fin de Semana!!!

Helena dijo...

Jajajaja, gracias Ale, desde la caridad suponiendo que hay algo y yo quise decirlo o que quiese decir algo???
En realidad son esas notas que dejo para no olvidar y luego algún día, cuando tenga tiempo, darle forma. Creo que sirve para blog porque es corto y conciso, como el parcial, ni una palabra más ni un a menos, jejeje.
Nos vemos, buen finde...
Yo le pondría algún temita de Portishead o de Pj.

Galca dijo...

"Tuvo en sus manos los narcóticos que le permitían pensar como todos, imaginar como todos, soñar como todos, y los arrojó al fuego".
Muchas veces ese es un fuego que nace en el mismo interior del alma y por mucho que pretendamos ocultarlo llega un momento en el que nos acaba consumiendo por entero..
Me gustó mucho,te felicito

Helena dijo...

GRACIAS!!!
UN ABRAZO

Adrianófanes dijo...

Me hace acordar a las doradas (?) épocas de Nécrodos. Mucho misterio, luminosa oscuridad (!)...Me gustó...Aparte está bueno eso de innovar y salir de las estructuras convencionales. Y me pareció un hallazgo esa búsqueda de la eternidad posible de lo efímero. Me pasa de pensar la misma idea, pero con otras palabras.

Desearía tener más tiempo para leer más detenidamente. Si tuviera Inet en mi casa podría ir y venir todo el tiempo; pero aquí me encuentro con todo junto de golpe...Con un montón de novedades que no pude enterarme a tiempo y que supongo iré encontrando cuando me llegue el tiempo de las "vagaciones".

Un gran saludo.

Y que andés bien.

Helena dijo...

Hola Adriano, qué sorpresa!!!! qué linda sorpresa!!!!
Tiempo, sí, así es, qué poco tenemos y cuantas cosas por hacer...nos debemos un par de lágrimas...(no tomo más café).
Estoy resolviendo el tema de Nécrodos de a poco, pero lo charlamos un día, mirando fotos y esas cosas...
Besotes... hoy estoy suspensiva, jajaja...

Adrianófanes dijo...

...No sé por qué, pero cuando uno está más vinculado con Estética se vuelve más prolífíco. ¿Será por eso este saludable aluvión de post, muchos más que aquélla métrica de cuatro por mes? ja ja ja. Después nos juntamos por Nécrodos.

Helena dijo...

Jajaja, estoy más desordenada y menos estructurada, no? Tal vez mi mundo va cobrando un sentido más caótico y menos problemático, más auténtico e independiente de los "real".
Hoy pensaba en eso de utilizar la energía tanática como energía vital, es un poco paradójico.
Nos vemos con Nécrodos dale, tengo ganas de hablar con vos, estoy con Hegel, será eso?
Besos y abrazos

Anónimo dijo...

Estimada Helena, no tengo ese libro que me solicitás, pero tomo nota y te tengo al tanto si consigo algo.
Saludos y gracias
Juan José
www.librosraros.blogspot.com