viernes, 27 de marzo de 2009

República 347 d-e

..."Porque si hubiera una ciudad formada toda ella por hombres de bien, habría probablemente lucha por no gobernar, como ahora la hay por gobernar, y entonces se haría claro que el verdadero gobernante no está en realidad para atender a su propio bien, sino al del gobernado; de modo que todo hombre inteligente elegiría antes recibir favor de otro que darse quehacer por hacerlo él a los demás."

6 comentarios:

Gabrielus dijo...

Shalom Lau..

Viendo la actualidad de aquí es imposible que se luche por no gobernar, o que se atienda el bien del gobernado..
No solo la política es un desastre, sino también algunos gobernados que también hacen política no constructiva y con intereses para nada comunes.

Boecio tenía razón. Te recomiendo mucho, si podés conseguir esa obra, "La consolación de la Filosofía" de él.

Te regalo algo:
"¿Sueñas con amontonar dinero? Tendrás que arrebatarlo de aquellos que lo poseen. ¿Te seduce el esplendor de las dignidades? Te verás obligado a suplicarlas a quien las dispensa; y queriendo destacar por las consideraciones que otros te tributen, comenzarás por rebajarte para pedir humilde.
¿Deseas el poder? Expuesto a las insidias de tus súbditos vivirás siempre entre peligros.
¿Aspiras a la gloria? Sus caminos son difíciles, y a causa de su aspereza ni verás por dónde vas ni tendrás seguridad en tus pasos.
¿Quieres llevar una vida de placer? Pero, ¿quién no mirará con desprecio al que se hace esclavo de la cosa más vil y deleznable, su propio cuerpo?
Si te jactas de tu física prestancia, echa de ver cuán poca cosa es y cuán perecedera: ¿podrías acaso aventajar por la mole de tu cuerpo al elefante, por tu fuerza al toro, por tu agilidad al tigre?
Alzad vuestras miradas para contemplar la inmensidad de los cielos, la majestad y rapidez de su incesante movimiento... y ya no os maravillarán esas cosas tan viles que os habían deslumbrado. ¡Y aún más admirable que el cielo mismo es la ley que lo gobierna!

"... las cosas que de suyo son incapaces de proporcionar los bienes que auguran, y que aun reunidas con los demás bienes resultan imperfectas, no son camino seguro para la felicidad y por sí mismas tampoco pueden darla."

Con respecto a este libro tercero, dice en el resumen inicial:
"Enseña la Filosofía que todos los hombres quieren naturalmente la bienaventuranza, pero su fuente no puede estar en los bienes particulares, sino en el bien universal y supremo, que es Dios."

Abrazo Lau!
Gab

Helena dijo...

Gracias Gab, te mando un abrazo enorme!!!!

Té Verde dijo...

Muy bueno los aportes de ambos.
Realmente veo poca gente dispuesta a seguir esas propuestas. Nevermind...
¡Buen día!
Tened paz.

Helena dijo...

Hola Ale!!!
Gracias por pasar, nos vemos pronto!
Besos

Adrianófanes dijo...

Me acuerdo que cuando leí ese libro no dejaba de maravillarme por la vigencia de un mensaje que se ha abandonado pero que bien podría ser de guía para la sociedad actual. Convengamos que, con sus matices, los griegos sentaron las bases de este sistema que hoy, lamentablemente, está colapsando por la crisis del capitalismo. Me angustia esto...Pero es una obra para pensar mucho. Ojalá (sí, ojalá) que la República alguna vez pueda ser de todos.

Helena dijo...

Hola Adriano!!!! Recién llegué, jajajaja.
La clase de política estuvo buenísima, siempre me quedo con ganas de contarte cosas. Pero es así como decís, siguen vigentes muchísimas cosas, algunas lamentablemente, otras que tendrían que haber permanecido ya fueron.
Hay un pasaje de Rousseau que me gusta,una democracia sólo sería posible entre dioses, no es propio de los hombres.
Somos demasiado egoístas, injustos, ciegos al dolor ajeno.
Hoy cuando hablaban de igualdad de oportunidad me reí taaanto,pero bueno, es en sentido formal fue la única justificación para de ponerse en abogado del diablo.
Besotes, nos vemos...