martes, 27 de mayo de 2008

Reflexión sobre la filosofía cómo y dónde

Llegó el momento de la reflexión, qué decir?

El 71 % de los que pasaron por este blog y pudieron votar optaron por la filosofía en soledad, yo misma elegí esa opción.

Puedo decir por que motivo, personalmente, prefiero la soledad inexorable de mi mente, el silencio y la ausencia. Aunque soy consciente de que no todos ni en todo momento preferimos esto.

Actualmente me siento frente a un mundo sobrado, egoísta y apegado a los objetos de los sentidos, muy lejos de una disposición de recibir en su verdadero espíritu una moral sublime. “Pues, a no ser que el hombre persevere formalmente en su empeño de lograr el conocimiento de sí mismo, jamás prestará complaciente oído a reflexiones y enseñanzas de tal naturaleza.”

El conocimiento se ha vuelto una herramienta más de producción para la obtención de bienes materiales, para obtener poder jerárquico dentro de lo social, sirve para pisar a los que están alejados de este pseudo-saber. Se ha convertido en una acumulación de cosas aprendidas y somos poseedores de cosas que otros pensaron, nos aferramos a ellas y las damos con cuentagotas.

“El nombre del primer Vestíbulo es Ignorancia (Avidya)”. Y ahí estamos muchos, sentados en nuestras cómodas teorías, memorizando taxonomías que desvirtúan todo saber.

“Es el Vestíbulo en que tú viste la luz, en que vives y en que morirás.”

“Los SABIOS no se detienen jamás en los jardines de recreo de los sentidos.”

“Los SABIOS desoyen las halagadoras voces de la ilusión.”

“Lucha tan sólo contra lo personal, lo transitorio, efímero y perecedero.”

“Mata en ti mismo todo recuerdo de pasadas experiencias. No mires atrás, o estás perdido.”

No mirar atrás no es desconocer la historia, esta sabiduría que se trasmitió de boca en boca necesita el reconocimiento del pasado. No mirar atrás es no aferrarse al pasado sino superarlo para poder seguir adelante, el hombre cambia, se perfecciona si así lo desea, si se aferra a su ignorancia pasada y a sus deseos insatisfechos no puede seguir caminando, queda estancado en lo que no fue y por ende es una ilusión.

“¡Ah! Triste cosa es que todos los hombres posean Alaya, que sean uno con la Alma grande, y que, poseyéndola, Alaya les aproveche tan poco.”

El hombre, lo acepten o no, pertenece a un universo que desconoce, tiene una energía universal que le da vida, es parte del un cambio que le resulta inasible. Negando este principio niega sus propias posibilidades de superación.

“Ve en busca de los Senderos. Pero, oh lanú, sé limpio de corazón antes de emprender el viaje.”

“Antes de dar el primer paso, aprende a discernir lo verdadero de lo falso, lo siempre fugaz de lo sempiterno. Aprende sobre todo a distinguir la Sabiduría de la Cabeza, de la Sabiduría del Alma; la doctrina del «Ojo», de la del «Corazón».”

La doctrina del corazón es la que nos hace ser uno con lo universal y con el otro.

“Las semillas de Sabiduría no pueden germinar y desarrollarse en un espacio sin aire. Para vivir y cosechar experiencia, necesita la mente anchura y profundidad y fines que la atraigan al Alma-Diamante. No busques tales fines en el reino de Maya; remóntate por encima de las ilusiones, busca al eterno e inmutable Sat, desconfiado de las falsas sugestiones de la fantasía.”

Mientras la sabiduría siga siendo esclava de la ideología capitalista y siga aferrada a lo material no hay posibilidad de progreso, ni individual ni mucho menos social, cambiando al sujeto se llega a cambiar la sociedad, nunca podría ser al revés. Se parte de uno mismo, de lo interior a lo exterior. Hablo de lo interior a lo exterior para que se entienda el tránsito.

“¿Te abstendrás de la acción? No es así como alcanzará tu alma su libertad. Para llegar al Nirvana, debe uno conseguir el conocimiento de Sí mismo; y el conocimiento de Sí mismo es hijo de las buenas obras.”

El crecimiento interno se da en el desarrollo externo, no hay negación de lo externo sino interiorización e interrelación.

“Si pretendes lograr dulce paz y reposo, discípulo, siembra con las semillas del mérito los campos de las cosechas venideras. Acepta las miserias del nacimiento. Pasa de la luz del sol a la sombra para hacer más sitio a otros. Las lágrimas que riegan el árido suelo de dolores y tristezas, hacen brotar las flores y los frutos.
Vivir para el bien de la humanidad, es el primer paso. Practicar las seis virtudes gloriosas, es el segundo.”

Para cerrar mi opinión, frente a la imposibilidad de crecer dentro de la realidad que la sociedad actual me propone, dentro de estas economías de mercado que me destrozan los nervios, dentro de este egoísmo, dentro de esta maquinaria armada que no deja espacio a otro tipo de pensamiento, que no da lugar al desarrollo espiritual. Frente a esta realidad de plástico de narices hechas, de bellezas más artificiales que el nylon, de categorías inexistentes, me repliego y me aíslo, me quedo en la soledad de mi alma, mi música, mis libros y en el abrazo eterno de mi madre sombra. La sociedad no me ha dado nada digno por lo cual salir de aquí, espacio que comparto con sólo alguno “maigos”.

Y si me acusan exacerbados de solipsista, bienvenido sea.

6 comentarios:

Leugimnauj dijo...

Te pertenece la soledad. Nos pertenece la soledad, el deseo de aislarnos en nuestro propio cuerpo y en el entorno más íntimo.
La magia de la palabra puede confortar nuestra decepción ante lo que no nos gusta de esta sociedad, que ha convertido el conocimiento en artículo de mercado alejándolo del conocimiento natural, o sea del que procede de la naturaleza.
Te felicito por tus reflexiones y agradezco que la comparta con este "maigo"

Helena dijo...

Gracias Leugim por pasar por acá y dejar tus aportes.
Estoy seguro que una poesía tuya abarcaría mis reflexiones de manera perfecta y bella.
Te dejo un abrazo.
Qué lindo suena maigo, no?

Anónimo dijo...

tal vez si tus palabras cobran vuelo desde tu decir, vas observar algo que no es mágico pero se le parece, no solo no estás sola sino estas rodeada de muchas personas que pensamos como vos, lo que ocurre es que la sociedad capitalista amparada en la ignorancia y en la debilidad del desamparo social impacta con sus espejitos virtuales y les devuelve una imágen que sostiene, aunque en forma errada, su frágil integridad yoica.
CUestionarse siempre enriquece, pero es mas difícil no todos lo aceptan por eso se "enriquecen con bienes efímeros, como el tiempo que se les pasa intentando negar su existencia"
Cariños!
Luisa

Adrianófanes dijo...

Buenísimo. Me gustó mucho este post; también el espíritu que viene teniendo el blog desde su re-creación. Me acerca más a las contemplaciones de lo que a mí me gusta.

Con relación a la encuesta, yo elegí filosofar en soledad. Creo que, de todos modos, todas las preguntas apuntaban a lo mismo; quiero decir: cualquier respuesta hubiese sido atinada.

Me parecería interesante seguir la línea de esa encuesta para descubrir otras verdades. Se me ocurría, por decir algo: "¿en qué momentos filosofamos más decididamente?" y que las opciones sean: cuando nos apremia algún peligro, cuando vivimos algún momento de felicidad, etc.

Digo, se me ocurría para plantear algo alternativo...

También otra pregunta podría ser: ¿por qué filosofás? y ahí habría que ver las opciones..."porque simplemente me gusta", "para entender el mundo", "para vivir mejor"...

Comparto algunos pajases de tu conclusión. Me resultan algo familiares en relación a textos que estoy viendo ahora, que tienen que ver con la conjunción entre la razón y la técnica.

De todos modos...Lo mejor, digo yo, es filosofar en soledad para después poder compartirlo con amigos.

Te mando un beso grande. Que andes bien.

Helena dijo...

Gracias Adriano por pasar y por compartir tus reflexiones!!!!
Estaba pensando en alguna encuesta relacionada con la educación como posibilidad de cambio social, la intervención desde el lugar que ocupamos sin hacer politiquería o algo así. Osea, cómo hacemos como ciudadanos para poder re-pensar estas sociedad e intervenir en el cambio sin perder claridad de juicio ni contaminarnos con el discurso sofista.
No sé, lo pienso en estos días y cuando la proponga te aviso, jajaja.
Besos para vos.

k-ly dijo...

Desde chico me decian que habia q ser “realista”...
cuando no caly !! estas aqui pero tu mente esta en otro lugar ! no seas asi, “no pienses asi”
Ahora comprendo mejor ...
Solo uno se pone los limites, y los limites como el racismo, la condicion sociocultural, olvidarnos q somos seres humanos, olvidarnos que la realización mas importante para uno mismo solo la conocemos nosotros mismos.
Yo no estoy aqui,estaba... yo estoy con los vagabundos, pordioseros, locos... los niños de la calle ... ,
Mi decision la tome alguna vez cuando soñaba cosas hermosas y despierto, en una oracion pedi no cambiar como mucha gente a mi alrededor lo hacia, una vez mas el señor me escucho inmerecidamente... ahora adquiri nuevos "poderes". Ahora no solo sueño despierto, como cuando al viajar en el bus enciendo la música en mi mente como fondo de teatro surrealista, de una obra abstracta, me desconecto del todo, me encuentro conmigo mismo, pierdo el control, nunca tuve mas control. Siento la sensaciones propias de levantar vuelo, sugestion o no, percibo calidez, armonía, tristeza, y cosas que no se que son, sencillamente porque nunca las sentí, conozco lugares hermosos, olores que jamás imagine q existieran, y pienso que talvez no sea tan malo soñar… pienso que es mejor que pisotear a tanta gente que esta perdida, que esta olvidada, seguir mutilando nuestra sensibilidad humana destruyéndonos mediáticamente y en señal tv en vivo .. o seguir pensando que el terminar la universidad o comprar “ese auto” me harán como persona.
Volviendo al tema, creo también que los parámetros de las sociedades en si, conlleva un mal hereditario ya que nunca fue sensible, nunca amo.
Somos personas , sentimos, amamos, pensamos individualmente, no somos un cardumen. Creo que la ideosincracia colectiva, la tirana tendencia a la que tenemos por necesidad que excluirnos, de manera registrada si es posible, no nos afectara, no sucumbiremos, seguiremos soñando , mejor que autoesclavizarnos , por lo que sea, no vale la pena, nisiquiera por nuestra propia razón.

Percepcion de la "realidad "... impulsos electricos que nuestros sentidos en su arrogancia pueden hacernos creer... una realidad egoista pues el temor obliga aveces a pensar que no hay nada mas... q todo esta definido, que solo hay cinco maneras de percibir ... esto, aqui , el tiempo...