jueves, 23 de abril de 2009

Cadáver parcial

Dispuesto a iniciar su canto de la tarde, el jilguero miró su reloj solar y contó los segundos que aún faltaban para el momento preciso, el instante fecundo. La luz del sol encendió de verde la hoja del paraíso. Junto al pasto sentado con su guitarra tocaba un tema de Árbol.

El Liquidambar comenzaba a perder sus primeras hojas moradas. Hay cosas que suceden sólo una vez en la vida, tal vez dos.
Del plátano cayeron tres hojas y formaron un escuadrón, el ciprés lanzó el suyo y se tranzaron en duelo sostenidas por el viento hasta caer exhaustas en el suelo entre los chicos que pateaban una pelota en la plaza.

Las hojas caen, y como la lluvia, se hacen constantes. Todo se transforma en un eterno presente que conspira contra el tiempo.
Una melodía envolvente, una regresión al infinito. La materia se confunde y se funde con el vibrar de la música.

Tirando desde el pasto una mirada traslúcida me sonrió y no supe que decir, la música de su risa había hechizado mi mente haciendo silencio en mis pensamientos. Tuve un momento de paz...

Nada más maravilloso que el silencio...
Cuándo realmente sentimos silencio?
Hay posibilidades de un silencio sepulcral?
Tal vez sólo haya menos ruido...

Sostuvo con sus manos los bordes y metió la cabeza en el hueco, estaba tibio y vibraba el vacío. Había respiración murmullo y ritmo, era una canción. Tamborileó con las yemas de los dedos, rasgueó en las cuerdas y su cintura descansó. Pulsó una última vez.

El tan ansiado vacío, la ausencia de toda sensación, de todo sentir.
La nada consumiendo cada minúscula partícula de existencia.
Ya no hay nada que esperar ni en lo que estar esperanzado, ya no hay nada.
En lo absoluto se esparce y aparece la ceguera total del fenómeno.

11 comentarios:

Té Verde dijo...

Muy bueno el arreglo con la imagen.
Me gusta me gusta...

"Dexter"

Helena dijo...

Vamos bien, nos perfeccionamos, jajaja.
Ese "Dexter" se refiere a la serie? Es para no conjeturar falsamente y relacionar en vano con los CE.jejeje
Besotes.

Té Verde dijo...

Sí, es el que troza cadaveres....

Helena dijo...

Jajajaja, imaginé, pero también podía ser el niño genio del Cartoon!!!Yo miro éste, el otro no, es muy, muy puaj.

Adrianófanes dijo...

Me gustó. Un texto propio de esta época, tan despersonalizada, tan ausente, tan nihilista. ¿Qué es la nada? Otro asunto... Otro de tantos que ocupan nuestros días. Por momentos el relato es escalofriante, por momentos se apacigua un poco, pero siempre mantiene un tinte posmoderno y existencialista.

Me gustó el verbo "tamborileaar". Y la fotorko que tanto da para pensar...

Un abrazo.

Helena dijo...

Hola Adriano, hoy te esperé un ratito por si venías. Nos vemos el miércoles, espero! Así charlamos.
El texto está bueno, no parece escrito por dos personas que no saben lo que el otro escribió. Es la re adaptación de un juego surrealista, pero Bretón y sus amigos podían juntarse a tomar vino, nosotros podemos realizar juegos virtuales y le dimos un giro lingüístico ¬¬, y así estamos, a las carcajadas metafísicas.
El último quedó genial, casi no hubo que hacer retoques.
Nos vemos, besotes y abrazos

Té Verde dijo...

ufa... nos falta el tintiyo...
Pero es cierto están saliendo muy bien, enriquece esa reflexión póstuma de un cadáver enterrado en la barrica de amontillado apoliyado :P

Adrianófanes dijo...

Vuelvo a mirar la foto y me detengo una vez más: tiene un desencanto que encandila.

¿Paradójico, tal vez?

Tiene una fuerza por sí sola... Me llama mucho la atención.

Un beso, que andes bien.

Helena dijo...

Hola Adriano, yo creo lo mismo, la vi y pensé es esta la que va.
El último cadáver se llama "laberintos oníricos de la vigilia" te lo comento por lo de paradójico, jajaja.
Besotessssssss, nos vemos

Adrianófanes dijo...

Ja ja, es paradójico...

Che... resucita el cadáver con otro post (?).

Nos vemos!!! Felicitaciones por tu semana pletórica (?).

(?)


(?)

(?)

Ja ja ja.

Helena dijo...

Adriano, estuve a full esta semana y todo genial, no lo puedo creer, siguiendo alguna idea existente entre los mortales tendría que pensar que se viene lo peor!
Por ahora no estamos haciendo cadáveres, estamos platónicos y republicanos (al menos yo), pero nadie resucita seguro, los muertos al Hades. A vagar sus almas en pena y ser sólo sombras semejantes a lo que fueron.
Besotessssssssssssssssssssssss!!!!